10 cosas que odiamos de los invitados.

noviembre 25, 2015, In: Daliamente
0

A pesar de ser tus amigos, siempre debes dejar en claro que el vivir de manera independiente fue una decisión madura y no volverte la chaperona ni hostess de todas las fiestas o fines de semana. Éstas son diez cosas que los que vivimos solos, no toleramos de los invitados.

1. Tomar tu comida.

Creen que la despensa que tú compraste fue por ser buena anfitriona, además abren y desperdician y todavía cuando van a hurgar se quejan porque no tienes eso que a ellos les gusta. Cuida de aquello que no quieras que tomen o, si ya lo hicieron, explícales de la manera más amable que lo compraste para ti.comer

2. Fumar sin preguntar si pueden hacerlo.

Simplemente se sientan en tu sillón o mesa y sacan la cajetilla de cigarros a pesar de saber que tú no lo haces y para colmo… ¡no abren las ventanas! Recuerda que tú seguirás viviendo en el mismo lugar y el olor a tabaco es sumamente desagradable y es dañino para la salud.fumar

3. Comparar sus cosas con las tuyas.

Para los invitados todo lo que ellos tienen en casa es mil veces mejor que lo tuyo. Si es así o no, no importa. Es de pésimo gusto, además es un tema de conversación que nadie quiere continuar.cosas

4. No tirar la basura en su lugar.

Esto demuestra una falta de educación inmensa, además de respeto por ti, porque en ocasiones hasta les pones el bote y terminan dejando la basura donde sea. Te recomiendo que cuando veas que lo hacen, les comentes inmediatamente dónde se encuentra el bote de la basura y la vergüenza los hará llegar a él por el resto de su estadía en tu casa. basura

5. Rayar y/o subir los pies a los muebles.

Una cosa es sentirse cómodo, “como en casa” y otra muy distinta que esto dañe tu mobiliario. Un buen comentario sarcástico regresará sus piernas al suelo. pies

6. Hacer recomendaciones sobre tu decoración.

¿Las personas en verdad piensan que si te recomiendan cambiar algo tú irás inmediatamente  a comprar o mover lo que a ellos les parece? Estas palabras sirven para dos cosas: para nada y para lo mismo. Es tu casa y si a ti te gusta, qué mas da lo que digan los demás. buying

7. Gritar al hablar.

Esos que les gusta despertar a los vecinos a la media noche o que creen que si suben la voz el mundo cambiará y les dará la razón. Baja la voz para que se calle cuando quiera escucharte. talk loud

8. Llegar de la nada.

Estás a punto de irte a dormir y recibes la llamada de las personas para decirte que ya van para tu casa, pero tienen el descaro de preguntar cuando ya se encuentran afuera, para colmo no les dices que no y a lo largo de su visita cumplen con todos los puntos de la lista. Aprende a decir “no” o no los sacarás de tu casa. sin nada

9. Llevar invitados sin avisar.

Si fuiste tolerante con el punto anterior, éste pasará de un momento a otro y tendrás, como dice la canción “al amigo del hermano de un señor que no vino a la fiesta”, cuando ni fiesta había. Si lo dejaste en claro con las visitas inesperadas, no tendrás que conocer gente nueva a la fuerza. invitados

10. Ensuciar tu baño.

Tu jabón acaba todo lleno de mugre, tu toalla mojada y oliendo a humedad porque no la estiran después de usarla, dejan el piso mojado, pero lo peor puede pasar siempre… ¡Que tapen tu baño! El gran problema del baño es que no puedes verlos cuando lo hacen, pero si lo llegan a hacer, busca una solución inmediata o ve resignándote a limpiar mugre ajena. baño

Como lo dije antes, si tú no quieres pasar esto con tus invitados, depende totalmente de ti y no de ellos. No vas a educarlos en ese momento, pero puedes enseñarlos a respetarte y respetar tu casa. nolvadex without prescription