Vivir con un roomie o con mi novio

febrero 23, 2016, In: Daliamente
0

A veces, después de algún tiempo de vivir sola uno se aburre de llegar a casa sin que nadie diga “hola” o peor aún, llega el momento en que los gastos te sobrepasan y necesitas compartir; pero quizá ya cuentas con una pareja relativamente estable que te hace ojitos como para ser tu roomie. Bien, hoy quiero compartirte los pros y contras de tener un roomie cualquiera o vivir con tu pareja, comencemos:

Confianza

Si vas a vivir con un compañero@ la confianza llevará tiempo, a diferencia que si lo haces con tu pareja. Con el tiempo conocerás a tu roomie y puedes llegar a tenerle la misma confianza que le tienes a tu mejor amigo o por lo contrario, odiarlo como a algún ex novio, pero lo importante es si esta persona te hace sentir cómoda para vivir y respeta tu espacio; de la misma manera te darás cuenta si tu pareja en verdad es tu media naranja o el amor se debía a que solamente se conocían en los buenos momentos. Si tienes pareja y decides irte con un roomie, será una prueba muy importante para comprobar la confianza que hay entre ustedes.

Dinero

La independencia también quiere decir “gastos”. Renta, gas, luz, agua, mantenimiento, teléfono, Internet y alimentación se convertirán en los egresos mensuales. ¿Cuál es el problema? Un roomie, sobre todo al principio de la convivencia donde aún no hay confianza, será más difícil que falle en las cuentas; también es menos probable que utilice tus cosas; en cambio una pareja puede tener la confianza de decirte que no tiene para pagar su parte o que utilice tus cosas sin permiso. Ojo, hay parejas que ya son muy estables y pueden echarse la mano en este tipo de situaciones y que no tienen problema con disponer del dinero del otro; pero si vez que esta situación se vuelve cada vez más cotidiana, es momento de hablar claro; lo mismo si empieza a pasar con tu roomie.

¿Independencia?

Si tu idea es independizarte, no la tendrás con tu pareja en casa. Cuando vivas con él, el compromiso entre ustedes será más grande y mayores las responsabilidades. Si creías que te libraste del tener que darle explicaciones a tus papás, ahora tendrás que dárselas a tu novio@. Al roomie también tendrás que respetarlo de muchas maneras. El ruido y las fiestas continuas y sin previo aviso pueden ser molestas. Establece todos los puntos que consideres necesarios antes de dar el salto de vivir en pareja o con un compañero para que no haya problemas después. En este video te comparto algunos tips para aprender a vivir sanamente con tu roomie. (Meter video de cómo sobrevovir a tu roomie)

¿Segunda oportunidad?

Si tu compañero no te agrada, puedes buscar vivir con otros después de cumplir con tu contrato; contrario a si decides terminar con tu novio, ahí uno de los dos tendrá que dejar el nidito y volarle para otro lado.

Piensa bien si lo que buscas lo puedes encontrar con un compañer@, ya sea roomie o novi@ y si de plano no te haces a la idea de compartir tu espacio y modificar tu rutina, es tiempo de que reevalúes el depa que rentas, tu trabajo o tus gastos para que pueda mejorar tu situación.

Instagram