Carta de una madre orgullosa

enero 1, 2016, In: Daliamente
0

Hija:

 

Aún no puedo creer que los años hayan pasado tan rápido y ya no seas la pequeña que mecía entre mis brazos. Todavía recuerdo ese escalofrío que recorrió mi cuerpo cuando supe que vendrías; estaba asustada, era joven y me aterraba no poderte dar todo lo que merecías. Los meses pasaban y yo pensaba en tu nombre, en cómo serías; planeaba cada día que pasaría contigo y me atormentaba pensar que pudiera equivocarme.

 

Al principio lo único que quería era que fueras mejor que yo, que no cometieras los mismos errores que yo cometí, quería darte todo lo que no tuve y sin darme cuenta estaba haciendo de ti lo que yo hubiera querido ser; después aprendí que tú debías seguir tu propio camino y que lo errores son parte de tu crecimiento porque te hicieron más fuerte.

 

Fue difícil verte crecer, es cierto, desde el día en que diste tu primer paso supe que no podría detenerte nunca más… y así pasaron los años, tu primer día de escuela, tu primer fiesta, tu primer amor… Siempre fuiste una niña fuerte, valiente, amorosa y tierna, siempre viendo a lo alto, porque tú sabías que ibas a llegar lejos.

 

Poco a poco fuiste enseñándome que yo ya había hecho mi trabajo; te formé con valores y principios que te ayudaron a tomar las mejores decisiones. Y hoy estás aquí, plenamente realizada. Espero que ahora entiendas que los regaños que alguna vez te di eran para hacer de ti una buena persona, una mujer de bien.

 

Te agradezco que además de una madre hayas visto en mí también una amiga, que me hicieras parte de tus sueños, que me confiaras tus más íntimos secretos y me contaras tus grandiosos planes.

 

No hay regalo más grande en esta vida que saber que mi trabajo está hecho; eres una mujer segura, independiente, lista, fuerte y esa es mi mayor satisfacción. Te he visto crecer y llegar tan lejos, pero sé que ahí no se acaba tu camino; éste es el principio de una nueva etapa por la que tanto te has esforzado.

 

Gracias por hacerme sentir orgullosa de ti de cada uno de tus logros. Nunca olvides que siempre voy a estar para ti con los brazos abiertos, no importa qué tan difícil sea o cuántas veces te hayas equivocado, siempre te voy a amar.

 

 

 

Te quiere…

Tu mamá

 

Instagram