Cómo mudarte con tu perrihijo y no morir en el intento

octubre 11, 2016, In: La covacha
0

Al fin te vas del nido, empiezas una nueva etapa, ya empacaste todo y estás casi con un pie fuera, pero volteas y ves a tu peludo y fiel compañero sentado en la orilla de la puerta con esa mirada que te ha vencido tantas veces, es cuando te das cuenta de que podrás irte del nido, pero no podrás dejar a tu cómplice atrás. Así que decides llevarte a tu perrihijo contigo a compartir esta nueva aventura.

 

Lo ideal es que durante este proceso de mudanza puedas encargarlo, pero muchas veces no es posible, así que toma en cuenta que no será algo sencillo, ya que al cambiarte debes estar al pendiente de todo lo que pasa alrededor: que si el camión de la mudanza se retrasó, si el nuevo departamento tiene algunas fallas que no notaste antes, que si no cabe la cama por la puerta, esas y un sinfín de cosas más durante el cambio, y tendrás la cabeza en todo menos en tu mascota. Pero no te mortifiques que aquí te comentaré qué hacer para que tu mudanza sea una situación amena para ti y tu fiel compañero.

 

Checa que el nuevo lugar sea adecuado para él

Hay mascotas que requieren más espacio o adaptaciones que otras, y si vas a mudarte de depa con tu perrihijo, lo primero que debes hacer es checar que el nuevo sitio sea agradable para él, verifica si tiene el espacio suficiente, lugares donde pueda estar dentro de casa, si es fácil que se pueda mover por el depa. Asegúrate de que haya un jardín, un parque cerca o algún lugar donde puedas consentirlo y llevarlo a pasear.

2d913ce0-4d9f-11e5-9545-a90a4dc6c1b4_thinkstockphotos-90205320

No lo pierdas de vista

Entre tanto ajetreo es muy probable que tu atención esté en todo menos en tu perrihijo, así que puedes ponerle una correa o dejarlo dentro de un porta-mascotas para que se quede quieto por un rato, ya que con tanto movimiento es muy fácil que se estrese y quiera salir corriendo de ahí, y para evitar cualquier tragedia es importante que tenga una placa con su nombre y los datos necesarios para que, en dado caso que huya, pueda regresar contigo.

A mature Caucasian woman has relaxing fun playing with her dog in a beautiful park setting.  She lovingly talks to him with a smile on her face.  They rest in the grass, the woman arm over the dog.  Horizontal image with copy space.

Haz una lista

Lleva a la mano lo que tu perrito va a requerir durante la mudanza. Antes de meter todo en las cajas haz una lista de las cosas que va a necesitar durante este proceso y no las empaques con lo demás. Ten disponible sus platos, comida, correa, la cama o algún juguete, créeme te evitarás de muchos problemas.

 

Consiéntelo

Durante y después de la mudanza trata de ser un poco más accesible con tu perrihijo hasta que se acostumbre al nuevo lugar, esto ayudará a que el estrés provocado por tanto cambio no lo afecte mucho. Puedes comprarle algún juguete nuevo, algunos snacks, darle un masaje, jugar con él o sacarlo a pasear más veces. Si comienza a ladrar, no lo regañes, pues es su manera de expresar que no entiende lo que está pasando.

Happy woman walking with dog in early Sunday morning in London, Notting Hill.

No cambies la rutina

Mudarte de casa es cambiar tu rutina por completo, no volverá a ser la misma por más que trates de recuperarla. Con tantas cosas nuevas es normal que tu perrihijo se sienta un poco desorientado y le gane el estrés, por ello intenta alimentarlo o sacarlo a pasear a la misma hora que lo hacías anteriormente. Esto le ayudará a darse cuenta de que lo valoras y no te has olvidado de él.

79d5e91e0a78669230ba343f4ade3be3

Que conozca el nuevo lugar.

Si se puede antes de la mudanza deja que tu perrihijo conozca el nuevo depa, llévalo a dar un par de vueltas y deja que olfatee cada rincón, si no se puede, espera y no desempaques, dale chance de dar un par de vueltas por el nuevo depa. Lo anterior hará que se familiarice más rápido con el nuevo lugar. (Si lo que tienes es un gato no lo dejes salir hasta que este haya reconocido el lugar, así evitarás que se pierda en una salida).

Woman chopping vegetables in kitchen

Ponlo guapo antes de mudarte.

Antes de mudarte lleva a tu perrihijo al veterinario, en primera para que te digan si está bien de salud y en segunda para que lo bañen, le corten las uñas y le saquen todo ese pelo que normalmente suele tirar. Esto ayudará a que tu compañero de aventuras no maltrate las paredes, el piso, la ropa o los muebles. No lo lleves sucio, así evitarás que tus nuevos vecinos se quejen por el mal olor y que tu nuevo depa no huela mal.

21300199454_50f52a7413_b

Si has decidido llevarte a tu perrihijo contigo, sabes que no hay manera de cambiar de opinión y separarte de él. Considera los puntos anteriores, porque tu perro no entenderá lo que pasa y resulta estresante para él, haz que este proceso sea leve. Te aseguro que al final de todo te sentirás feliz de compartir esta aventura independiente con tu cómplice peludo. order atarax