Cómo saber que tu trabajo no te hace bien

marzo 9, 2017, In: La covacha
0

Despiertas un día más sin ganas de ir a trabajar…Ya estás harta, porque tu empleo se ha vuelto sinónimo de condena, en ningún momento cruzó por tu cabeza que algún día te llegará a fastidiar eso que en el pasado te gustaba, lo sé es frustrante. Llegan a ti las preguntas como disparos acerca de tu vida, de tu profesión, pero ¿es en realidad tu profesión lo que hace que te despiertes desanimada o es el lugar en donde trabajas?

No te voy a mentir, hay lugares de trabajo que son horribles, ya que hacen que odies lo que un día te apasionaba tanto, si no es la empresa la que te hace sentir así, es el ambiente laboral en el que te mueves y si no te sientes feliz con las labores que realizas día con día, una enorme barrera se levantará alrededor tuyo y bloqueará todo el flujo de energía positiva. Pero aquí no venimos a sufrir ni a quejarnos, puesto que, si te sientes así en tu trabajo, será necesario tener un plan B de sustento bajo la manga, agarrar tu caja de cartón, empacar tus cosas del escritorio y decir ¡renuncio! Aquí te dejo algunas de las razones por las cuales debes renunciar y buscar nuevos lugares de crecimiento.

young woman asking for help suffering stress doing domestic accounting paperwork bills and invoices worried and stressed at home sofa couch with laptop computer calculator and bank receipts

Dejaste de aprender

De las cosas buenas que tiene trabajar es que aprendes cosas nuevas que te ayudan a crecer como profesionista. Si tú sientes que tu trabajo se ha vuelto monótono y no aporta nada bueno y nuevo a tu vida, no tiene caso que te quedes ahí y te estanques. Lo mejor será cambiar de aires y buscar nuevos retos.

Cero oportunidades de crecimiento

Si ves que dentro de la empresa ya no hay oportunidades de crecimiento, porque tu empresa es muy pequeña, o porque la empresa está decayendo poco a poco o porque simplemente la empresa no quiere invertir, lo mejor es que te vayas y busques lugares donde puedas seguir creciendo.

Más pendientes, menos sueldo

Si haz pedido un aumento en tu sueldo, porque tienes más responsabilidades y no te lo han subido, es hora de buscar un mejor lugar donde te paguen más por lo que sabes hacer. Recuerda que estás ahí porque sabes cómo realizar las labores y aparte haces bien tu trabajo.

No te valoran

En un buen lugar de trabajo es necesario que los jefes sepan reconocer el esfuerzo y las habilidades de sus empleados, eso hace que como trabajadores nos sintamos motivados. Sin embargo, hay empresas en donde los líderes no saben reconocer tus habilidades, no te escuchan y no toman en cuenta las propuestas que haces. Por ello no tiene caso que estés en un lugar donde piensen que sólo eres un objeto.

giphy

Tu jefe no es buena persona

En el mundo laboral encontramos infinidad de tipos de jefes, lamentablemente no siempre son las mejores personas que podemos encontrar. Lo malos jefes se caracterizan por ser personas que crecen a expensas de tu trabajo y no te impulsan a crecer. Algunos de estos optan por humillarte, en vez de hacerte ver tus errores de una manera diplomática, lo hacen con la finalidad de sentirse superiores. O puede pasar que insinúe algunas situaciones que vayan más allá de una relación laboral, ¡no lo permitas! Recuerda, que un buen jefe sabe que si sus empleados se sienten cómodos y crecen, él también lo hace.

Te sientes mal todo el tiempo

Es verdad que en todos los trabajos tenemos un cierto grado de estrés, pero hay lugares que son demasiado demandantes, puesto que más allá de verte como un trabajador te ven como un medio para un fin. Es decir, no les preocupa tu salud, sólo quieren que el trabajo se termine sin importarles tu condición. Debido a la presión constante y aplastante podemos sufrir de estrés o ansiedad. Aunque debemos esforzarnos por crecer como profesionistas, también debemos cuidar nuestra salud, que sin ella no hay nada.

giphy (1)

Ya te viste en otra cosa

Puede que te dediques a algo que en realidad no te llene y después de una larga reflexión has decidido dedicarte a otra cosa completamente diferente a lo que habías estudiado o a lo que has estado trabajando y es válido. Si a lo que te deicas no te hace sentir satisfecha ni feliz contigo misma es hora de que busques eso que realmente te llene.

Trabajar más que perjudicarnos, nos debe ayudar a crecer como personas y como profesionistas, si tú no te sientes cómoda en donde estás es válido buscar una alternativa. Muchas veces pensamos “bueno por lo menos tengo un trabajo”, pero parte de los grandes abusos que se cometen en las empresas es porque nosotros como trabajadores lo permitimos. Recuerda que para vivir una independencia plena debemos dedicarnos a algo que nos guste y si nos sentimos felices con lo que hacemos habrá mejores resultados.

Instagram