¡Di sí al desayuno!

agosto 31, 2015, In: Daliamente
0

11357830_913092442062749_914744201_n
De toda una vida se requiere (y hasta de más) para conocerse a uno mismo. Esto puede cubrir un sin fin de temas, pero para ser más específica, me refiero a conocer tu cuerpo: que si ya engordaste, que si esto te engordó, que si ahora el GYM, que si no puedo correr más de 10 minutos, que por qué ella está flaca el-desayuno-y-su-importanciacomiendo helado y yo no… es todo un aprendizaje, y más viviendo sola porque ahora la responsable de estas decisiones eres tú, solo tú y nadie más que tú. Tanto en la elección de qué comprar, hasta en el prepararlo y a qué hora tienes tiempo de comerlo o cuantas veces ya lo has comido. Y lo peor de todo es que no te quieres ver como un Umpa Lumpa.

sized_healthy_breakfast

Como dije, es todo un tema, así que al menos vamos a empezar por el alimento más importante de todo el día: el desayuno. Como dice la palabra (así es, ya parezco maestra de primaria), “desayuno” quiere decir no ayunar, por lo que tenemos que comer súper bien, pero más que bien, tenemos que comer en una manera inteligente para ayudar a nuestro cuerpo a funcionar adecuadamente, no darle de más y sobre todo para que nuestro organismo empiece el día de la mejor manera.

 

Les voy a compartir las siguientes palabras clave: Fruta, verdura y proteína. Un ejemplo ideal de esto es comer papaya y luego unos huevitos a la mexicana. Hay quienes aconsejan que un desayuno cargado de pan y azúcar no es siempre la mejor opción debido a que no es sano para el organismo, ya que no quema estas calorías tan fácil, (sobre todo con el paso de los años), tampoco es bueno para el cerebro, debido a que el azúcar no es la indicada para su funcionamiento. Con el exceso de azúcar te puede dar el famoso sugar hi, el cual pues sí, evidentemente te despierta y te pone bien activo al momento, sin embargo, después te da un bajón que ni te cuento y apenas es el desayuno. Entonces si de plano vas a comer algo de harina te aconsejo que sea un pan integral o un cereal con fibra y si puedes procurar que la leche sea reducida en grasa, de almendra, soya o arroz … ¡mucho mejor! Lo que definitivamente no es opción y no te aconsejo es saltarte el desayuno, debido a que tu cuerpo va a tener más hambre, prácticamente va a estar funcionando sin gasolina y entonces a la hora de la comida vas a comer el doble: y eso no es nada bueno. Son pequeñas decisiones inteligentes las cuales hacen una gran diferencia, no olvides tomarte un rico y merecido cafecito y un té, los cuales son buenísimo para sentirse más satisfecha.

93319aaa-3c9c-4ad9-97cc-21f5ee768fc3

 

 

Instagram