Diciembre Familiar

diciembre 22, 2016, In: La covacha
0

La cena de Navidad y de Año Nuevo son el momento perfecto para reunirse con toda la familia, disfrutar alegres de la calidez del hogar y celebrar con sonrisas y abrazos que la familia se ha reunido otra vez para llenarse de amor y paz… Ok, no, pero lo que si pasa es que la familia se junta para festejar estas fechas y te toca convivir un rato con aquellos parientes que no ves y que preferirías verlos hasta el año 2028 y por más que quieras evitarlo, compartir con aquellas personas estos momentos es algo que pasa.

¿Crees que sólo a ti te tocó tener al primo antipático?  Te aseguro que a todos, hasta en las mejores familias, existen este tipo de personas que hacen que nuestra familia sea peculiar, así que siéntate, lee este artículo, respira profundo y siéntete identificada con estos personajes característicos de cada familia.

respira

Los [re] tardados

Son aquellos familiares a los que les dices que la reunión empieza a las 7:00 pm y llegan a las 7:00… pero del día siguiente. Bueno, no tanto así pero siempre pasa con algunos tíos, primos o hermanos a los que citas y llegan tres horas después. ¿Pues, vienen de rodillas o qué rayos? En fin, si en tu familia hay alguien así, no sería mala idea citarlo antes para que llegue a una hora adecuada.

 late

Los perfectos presumidos

Nunca faltan en cada familia aquellos integrantes a los que les va super bien por alguna mala jugada de la vida, además, son perfectos para todo: es el primo jugador estrella de futbol, el mejor en clase, hijo ejemplar, poeta, favorito del rector de la universidad, que lee y no le, Superman, amigo de Obama, soltero y luchón a la vez. Y no falta que todo el tiempo tu mamá o tu abuelita te digan “Ay, hija, deberías ser como tu primo el Kevin, re buen chamaco que es”. Sólo te diré que no te enganches, sólo déjalos ser, pues tú como buena valiente has dado un paso muy importante que ha sido salir del nido.

presumido

Tío Borracho

A ese tío es imposible no identificarlo, por sus frases como “Hija, te (hip) quiero (hip) un ssshingo” y “Ay, güey ¿quién se tomó mi trago?” y que, en el brindis en vez de decir salud, grite: ¡fondo, fondo! Y por si no fuera poco trata de socializar con los chavos de la familia creyéndose el muy cool del lugar. Simplemente, a este tío no lo entiendo, sólo sé que cada familia tiene el suyo.

borracho

Instagramer

Digan ¡Selfie!… Por supuesto, no falta aquella personita de la familia que se la pasa tomando fotos del perro, del pavo, del adorno de Santa, de él o ella mism@ en cincuenta diferentes posiciones frente al árbol de Navidad para subirla “al Instagram”. A esta persona pareciera que el alma se le va en cada selfie que se toma. Otro caso sin remedio, sólo te toca sonreír en todo momento que esté cerca de ti, no vaya a ser que una de esas te tome una foto desapercibida y termines siendo el nuevo meme de Facebook.

selfie

El sentimental

Otro de los grandes personajes de la familia es aquel que llora en cada discurso que da, ya sea de amor, bendiciones, reclamos o un chiste, este pariente no puede hablar sin que se suelte a llorar a moco tendido. Lo feo del asunto es que entre tanta lágrima es imposible entenderle algo a su discurso, sin embargo, normalmente es la persona que tiene mejores deseos para nosotros y un gran corazón.

lloron

La tía incómoda

La tía: ¿¡Ay, hija, y el novio!?, ya te estás quedando; y ¡¿la tesis?! Kevin ya va por su tercer doctorado; y para ¿cuándo los hijos?; la otra vez te vi en el “Feis” con tus amigas, cuídate, hija, no hagas tonterías. Dan ganas de responderle: ¿y, usted, cuando dejará de meterse en donde no la llaman? todas tenemos esa tía metiche que es incapaz de vivir sin meterse en asuntos ajenos, pareciera que trabaja como interrogador de la CIA o el FBI. A este tipo de tías sólo hay que sonreírles y decir que todo va bien sin que note alteración alguna, pero ten cuidado porque estas tías son muy persuasivas.

tia

La abuelita

De los mejores integrantes de todas las familias. Hay de muchos tipos de abuelitas desde la rebelde, la quejumbres, la amorosa, etcétera. Por lo general es la consentida de todos y lo que ella dice se hace; cuidado con que alguien la contradiga o la haga enojar. Eso sí las abuelitas tienen un lugar muy especial en nuestros corazones.

abuela

El colado

Es el aquel individuo que llega como invitado de no sabes quién, y está ahí porque no tiene con quien celebrar estas fechas y pues alguien ha decidido invitarlo. Hay veces que resulta ser una monería, pues canta, toca la guitarra y hasta ayuda a recoger. Bueno, conocer gente nueva no está de más.

invitado

Los frikis

Es aquel sobrinito puberto bien darks que se la pasa apartado en el lado más oscuro de la habitación, sin hablar con alguien y cada vez que te acercas a preguntarle algo pareciera que te va a aspirar el alma con la intensidad de su mirada. Es el personaje que no quiere nada, no importa lo que le ofrezcas: pastel, comida, cerveza, una novia. También se la pasa en el celular, de seguro subiendo post como:  “Maldita Navidad #SufroComoPrecious”.

lkjkfd

La organizadora

En todas las familias hay alguien que siempre quiere estar en alguna actividad grupal o haciendo algún juego divertido. Organiza el intercambio, el juego de caras y gestos, organiza la cena, los asientos, el horario (hasta puede organizar tu vida). Bueno, de seguro verás que no hay quien tenga más energía que esa persona. De vez en cuando jugar alguna de sus actividades resulta un buen momento para convivir con la familia.

organizadora

Puedo asegurarte que te acordaste de más de un integrante de tu familia con esta lista, sin embargo, ellos hacen de nuestra familia algo especial. Muchas veces, aunque no queramos convivir con ellos, es bueno saber que están bien y podemos pasar un buen rato juntos. Lo importante es poder pasar un rato con ellos, nunca sabremos cuando será la última Navidad juntos, mejor disfrútalos y diviértete.