Miedos tontos

diciembre 12, 2017, In: Daliamente
0

Muchos de los miedos que sentimos son por alguna referencia de nuestro pasado, otros son sólo producto de nuestra imaginación. Cuando yo me independicé lo hice con la firme convicción de querer hacerlo, aún con todos los miedos que tenía sólo de pensar en la idea. Sin embargo no me importó, algunos los dejé guardados y otros aunque no quería, se vinieron conmigo a la aventura que estaba por comenzar.

Muchos de estos miedos me previnieron de peligros, por ejemplo:

Siempre tuve miedo de un día salirme y dejar la estufa prendida y gracias a este temor constante, antes de salir de mi depa revisaba las llaves de la estufa y me aseguraba de apagar el boiler. A veces ya lo hacía tan rutinario que no me daba cuenta, y cuando ya estaba en la calle, me regresaba a revisar otra vez. En una de esas tantas veces me di cuenta que había dejado la plancha conectada.

Otros miedos eran más bien tonterías que sólo pasaban en mi imaginación, por ejemplo:

La oscuridad. Mi mente loca y divertida creía que alguien se escondía en la oscuridad de mi depa y que cuando prendía la luz, por arte de magia desaparecía.

giphy (1)

Resbalarme y morir sola en el baño. Este fue un miedo que se acabó el día que empecé a bañarme con las sandalias puestas, sin embargo un día me sucedió algo parecido. Una mañana me desmayé de la nada en el baño, me golpeé la cabeza y no pasó más allá que el susto y luego las risas de sólo acordarme.

giphy (3)

Las siluetas. Parece algo muy tonto pero así como le sucede a los niños, me sucedía a mí. Cuando apagaba la luz me imaginaba que el montón de ropa que dejaba sobre la silla de mi habitación tomaba formas de monstruos o personas. El miedo se acabó cuando comencé a mantener más ordenado mi cuarto y dejé de ver películas de terror sola por la noche.

giphy (4)

Los malditos insectos. Bueno, a decir verdad este miedo aún no lo supero. Pero un día apareció una araña enorme en mi cuarto, me volvía loca saltando de la cama al sillón sin saber qué hacer, hasta que tomé valor, y la atrapé con un frasco. La puse en mi buró y hasta le tomé cariño, al grado de ponerle nombre y capturarle mosquitos para alimentarla. Aún así me siguen dando terror las arañas y cualquier otro insecto.

giphy

Las pesadillas. Eso de soñar horrible y no poder despertar es algo que me sigue dando un montón de miedo, como cuando dicen que se te sube el muerto. La peor parte es cuando despiertas y te cuesta trabajo entender que se trataba sólo de un sueño y te malvibras todo el día creyendo que realmente pasó. Lo que hago es dormir con música para relajación, cenar ligero y no ver el noticiero por la noche.

giphy (2)

Los sismos. Después del sismo del 19 de septiembre todos quedamos con mucho miedo y no es para menos, fue un evento desafortunado que sacudió el alma de todos los habitantes de las ciudades afectadas. Lamentablemente no podemos predecir cuándo volverá a pasar, sin embargo sí podemos aminorar las consecuencias o actuar razonablemente. Aquí te dejo algunas recomendaciones que debes seguir antes, durante y después de un sismo. 

Y bueno, qué decir del peor miedo que muchas tenemos: LA SOLEDAD. Es complicado llegar a casa y no tener a nadie que te reciba, cuando enfermas no tener quién te cuide o quién te apapache, estar triste y que no haya nadie con quién platicarlo. Sólo es cuestión de tiempo, paciencia y amor propio para comenzar a tomarle cariño; y una vez que ya la soportas, ya no quieres soltarla. He aprendido que si no te gusta la soledad es porque no te gustas a ti misma.

giphy (6)

Cada quién tiene sus miedos en particular, sin embargo creo que todos se pueden vencer enfrentándolos o con ayuda de profesionales. Cualquiera que sea tu miedo, no permitas que sea más grande que tu voluntad por hacer aquello que tanto deseas.

order Flomax

There are no comments yet. Be the first to comment.

Leave a Comment