¿Súper o mercado?

noviembre 20, 2015, In: Daliamente
0

Cuando vives solo es inevitable el momento en que tienes que comprar despensa, eso no es problema… El verdadero meollo del asunto son cosas como las verduras. Te vienen a la mente esos recuerdos con tu mamá o con tu abuela en el mercado, palabras como marchante, “son para hoy”, etc. ¿Te da penita, verdad?

Piénsalo, en el súper las cosas son más caras y hay mucho menos variedad que en el mercado, pero el mercado puede ser “insalubre” y no hay a la vuelta de la esquina.

Y para que dejes de sufrir cuando pienses en ir al súper o al mercado, aquí te dejo estos puntitos:

1. Adecúate a tiempos.

Si cuentas con un fin de semana tranquilo y puedes darle un espacio a las compras, podrás comparar qué es mejor para ti, pero si tu agenda es muy apretada, en el súper encontrarás variedad de productos en un solo lugar. Otro aspecto importante es que reflexiones si los productos que utilizarás son “para el momento” o podrás conservarlos en tu refrigerador o alacena. Dale un momento a tu alimentación porque si no lo haces, terminarás gastando más del 50 % de tu sueldo en comidas.

2. Frescura y salubridad.

El “manoseo” de productos en ambos lugares es el mismo, ya que en ambos tú puedes escoger el producto que necesitas. Los mercados siempre parecen ser lugares más insalubres, pero sabemos que los productos de los súpers tienen transgénicos y aditivos, los cuales hacen que tengan mejor imagen. En este aspecto sólo me queda recomendarte tomar consciencia de los problemas higiénicos que hay alrededor de la venta de productos alimenticios en lugares públicos y que siempre debes lavarlos o hervirlos.

3. Verifica precios.

A lo largo de la historia se ha creído que los precios del mercado son más baratos que en el súper, además de que la libre competencia entre puesteros te puede ayudar a escoger la mejor opción, pero en algunas ocasiones esta imagen cambia. La estabilidad de precios en el súper puede ser un apoyo en esos momentos en que los precios se “disparan”.

4. El autoservicio.

Si vas a un supermercado y no sabes escoger alimentos, llevarás muchos desperdicios a casa, pero si lo haces en un mercado, los vendedores te ayudarán a escoger la mejor opción (confiandoen su buena fe).

Ahora sí, ¡refri lleno, corazón contento!

 

Instagram