Algún día nos reiremos de esto

A veces es mejor irse sin avisar, sin despedidas, sin aspavientos, sin dejar rastro… Vale la pena irse así cuando han quebrantado tu alma y tu fortaleza, cuando con golpes, insultos, traiciones y chantajes destruyen todo de ti.

Vete aún con la poca fuerza que te queda, vete y no mires atrás. Acepta que las cosas no funcionaron como tu esperabas, pero a partir de ahora estás a tiempo de comenzar a reconstruirte. De aquí en adelante recoge cada pedazo de ti y sin juzgarte vuelve a empezar. No detengas tus vida por esa situación que ahorita te está quitando el sueño.

Tranquila que ya va a pasar, esto no va a durar para siempre. Ten calma y sin control deja que la vida fluya. No fue un error, fue una lección y hoy la vida te está permitiendo una nueva oportunidad de levantarte más fuerte y segura de ti.

Algún día nos estaremos riendo de todo esto, por ahora, solo siente. Vas a estar bien, te lo juro.

Cada paso que des de ahora en adelante, hazlo con los hombros bien atrás, con la cara levantada y orgullosa de todas tus experiencias de vida, porque esas buenas y malas decisiones te han hecho la grandiosa mujer que eres.

Que te importe poco, mas bien, que te valga madre lo que digan de ti. Concéntrate en este nuevo proyecto, TU SER.

Llena este nuevo proyecto de planes nuevos, enriquécelo con nuevas amistades, descubre nuevos talentos, baila, canta, ve al cine sola, cambia de lugar los muebles, grítale al mundo quién eres y defiende a capa y espada tu integridad, enamórate de ti y de la vida y de la persona que ha llegado a ti; más sana, más inteligente, más productiva y más pacífica. Abraza a esa persona que ahora es un reflejo de tu nueva TÚ.

Te dije que algún día nos reiríamos de esto.

Deja un comentario