Hace unos días me pegó el insomnio de una manera tan horrible que me quería jalar los pelos de la desesperación de ver que ya estaba amaneciendo y yo nomás no podía pegar los ojos. 

Tenía ya varios días haciendo ejercicio sin parar y mi cuerpo estaba tan fatigado que pensé que rápido estaría en los brazos de Morfeo, pero no fue así, logré dormir un poco hasta las 10 de la mañana y solo un par de horas.

Esa noche hice todo lo que en mí estaba para lograr dormir: medité, respiré, puse música relajante, hice un poco de yoga en mi cama… y nada funcionó. Así que corrí a Instagram a contarles mi drama y me sorprendió la cantidad de consejos que recibí y también la cantidad de personas que estamos pasando por estas crisis de insomnio. Es por eso que decidí escribir esta entrada para compartir los tips que me dieron; pero antes me gustaría aclarar que no todos los he probado y no me consta la efectividad; de cualquier manera no está de más que investigues por tu cuenta qué es lo mejor para tu salud.

1. Ejercicios de respiración

Sé que es lo más trillado que te han dicho respecto al descanso, pero es que es muy efectivo. Te comparto dos técnicas que a mí me han funcionado para relajarme y bajarle la intensidad a los pensamientos que me quitan el sueño.

Técnica 4-7-8

  • Con la boca cerrada inhala por la nariz durante 4 segundos
  • Mantén la respiración por 7 segundos
  • Exhala por la nariz durante 8 segundos
  • Repite hasta que tu cuerpo se relaje

Respiración alterna

  • Exhala todo el aire de tus pulmones por la nariz
  • Con tu pulgar derecho tapa la fosa nasal derecha e inhala por la izquierda.
  • Ahora tapa tu fosa nasal izquierda con el dedo índice y exhala por la fosa nasal derecha.
  • Continúa por unos minutos y luego rota la respiración por la fosa nasal derecha.

2. Yoga en la cama

No necesitas tener experiencia en yoga para poder hacer unos cuantos estiramientos desde tu cama y lograr que tu cuerpo se relaje. A veces estamos tan atareados con el trajín de la vida que nos olvidamos de agradecerle a nuestro cuerpo todo lo que hace por nosotros. Regálate solo unos minutos con estas posturas que te comparto.

3. Meditaciones guiadas

Hoy en día existen muchísimas meditaciones guiadas en YouTube, pero a mí no todas me gustan, creo que ya depende del gusto de cada quién. Cuando estoy pasando por una crisis de insomnio me pongo muy irritable y luego me chocan las voces de algunos videos, ¿no les pasa igual? Este video que te comparto me ha hecho caer como tabla y quedarme dormida antes de que termine. Te recomiendo apagar todas tus notificaciones de tu cel y te olvides de revisar tus redes sociales.

4. Tés relajantes

La verdad es que yo no le tenía mucha fe a este rollo de los tés porque no me hacían efecto y luego me tenía que parar al baño en medio de la noche y me chocaba. Pero el secreto está en tomarlo unas dos horas antes de dormir y ponerle de dos a tres sobrecitos a tu taza para que quede bien cargado. Procura tomarlos sin azúcar para que esta no altere tu sueño.

  • 12 flores. De este té destaca la manzanilla, toronjil, eucalipto, azhar, tila, limón, tejocote, violeta, salvia entre otras flores que nos mantendrán más relajados, puedes tomarlo durante el día para estar zen o antes de dormir.
  • Lavanda. No tenía idea de que la lavanda tuviera estos beneficios, no deja de sorprenderme esta plantita. Existen en el mercado cajitas de este té, pero creo que tener una plantita en casa que además servirá para ahuyentar a los molestos mosquitos, es la mejor opción. En agua hirviendo sumerge varias flores secas, deja reposar 10 minutos, cuela y sirve.
  • Té de 7 azahares. Este maravilloso té además de ayudarte con el insomnio, también funciona para la presión, estrés, nervios y dolores de cabeza por la combinación de estas siete hierbas: Pasiflora, tila, toronjil, zapote blanco, flor de azahar, té de limón y cidra.

5. Cinco sentidos

Este simple ejercicio lo puedes practicar poco antes de irte a la cama para desconectar tu mente de pensamientos que te estén quitando la calma, para liberar la ansiedad y llegar a un estado de consciencia que te ubicará en el momento presente. 

  • Vista. Mira a tu alrededor y observa cinco cosas, puede ser una mancha en el techo, una grieta, una sombra…
  • Tacto. Sé consciente de cuatro cosas que estés sintiendo, por ejemplo, la textura de tu ropa, la superficie donde te encuentres sentado…
  • Oído. Presta atención a tres ruidos que estés escuchando en este momento. Puede ser el ruido de los autos, la risa de tu vecino, la alarma de un coche o el canto de las aves.
  • Olfato. Agudiza tu olfato y detecta dos olores que estés percibiendo en el lugar donde te encuentres.
  • Gusto. Siente el sabor de tu boca o prueba una cosa, puedes masticar una menta o tomar un sorbo de agua.

6. Melatonina

La melatonina es una sustancia natural que nuestro organismo segrega, sin embargo, actualmente existen en el mercado suplementos de melatonina que ayudarán a mejorar la calidad del sueño si se toma una hora antes de irse a acostar. Varias de ustedes me han hablado de las dichosas pastillas “Me vale madre”, jamás las había escuchado, pero el nombre está increíble. Estas pastillitas contienen melatonina, valeriana, pasiflora y otros ingredientes que prometen llevarte al quinto sueño.
Te recomiendo consultar a tu médico para asegurar la toma de cualquier producto.

7. Cuentos para dormir

En una de tantas noches de insomnio descubrí en Spotify un montón de playlist de cuentos que inducen al sueño. La noche que los escuché, no supe ni de qué trataba el cuento, pero la voz tan cálida y sutil de aquel hombre me hizo entrar en total calma. Utiliza la opción de temporizador de apagado automático de la app y disfruta. 

8. CBD

Muchos me han recomendado las gotas de CBD, hasta ahora no las he probado ni me atrevo a dar mi opinión al respecto. Mucho se dice de los grandes beneficios no solo para controlar el insomnio, sino también como tratamiento para algunas enfermedades como el parkinson, esquizofrenia, diabetes, esclerosis y ansiedad. Si lo van a comprar investiguen bien a los proveedores, los beneficios y también las reacciones secundarias de este producto.

Debemos también ser muy ordenados con nuestros hábitos:

  • Como dijeran las mamás: Deja el chingado celular. 
  • No prendas la tele o la compu antes de dormir, porque las luces estimulan a tu cerebro y lo mantienen activo.
  • No hagas ejercicio rudo por lo menos una hora antes de dormir porque luego parece que nos dan más pila.
  • Cubre tus ventanas con tela gruesa que impida el paso de la luz exterior.
  • Procura cenar 2 horas antes de irte a dormir y que no sean alimentos de difícil digestión. 
  • Deja de darle vueltas a los asuntos que no están en tu control y menos a esas horas de la noche. Repite en tu mente las siguiente frase: Hoy merezco descansar, ya mañana será otra día. 

Tip extra. Como insomne nivel dios, me hice de mi kit “antivecinos escandalosos”, un antifaz y tapones para los oídos. Efectivo para no escuchar la fiesta en plena pandemia de tu vecino inconsciente. 

Es horrible no poder descansar bien porque afecta nuestro rendimiento y nuestra relación con las demás personas, sin embargo si detectas que este problema ya es crónico, es mejor consultar con algún experto del sueño para que te de la mejor opción.